El hombre Virgo

Hombre Virgo

Cómo es el hombre Virgo

Para los nacidos bajo el signo de Virgo, la vida es una fiesta continúa. No en balde son los eternos adolescentes del zodiaco. El tiempo no sólo los respeta en términos físicos (siempre se les verá jóvenes y saludables, incluso en los trances más duros): también su corazón y ánimo permanecen impolutos con el paso de los años y las experiencias. Algo que tiene sus puntos buenos y sus puntos malos: los nativos del signo de la Virgen no envejecen, pero tampoco maduran.

Los nacidos bajo el signo de Virgo son el alma de las fiestas: a donde quiera que van transmiten una alegría a prueba de infortunios y profecías. Se trata de los mejores amigos: los que su sonrisa y las invitaciones nos sacan de nosotros mismos y nos llevan a nuevos estadios de alegría. Sin embargo, también se trata de esos espíritus impacientes que no se sientan a escucharnos, que evaden las confesiones, y no nos cuentan nada acerca de sí mismos: esa gente que no hace sentir que viven en un estado de perpetua felicidad, pero también de superficialidad.

Esta misma sensación suele acompañar a quienes se enamoran de un hombre Virgo. No es nada fácil entrar en sus pensamientos y es aún más arduo lograr que nos abra su corazón. Su primera reacción ante el amor es alejarse de la persona que le interesa, pues suele oponerse de manera natural al compromiso en todas sus formas. Teme al amor y lo que cree que implica de pedida de su libertad. Es necesario dejarle espacio, ahorrarle responsabilidades, o se irá de largo.

Para los Virgo la oportunidad de tener una familia no es algo que les resulte del todo atrayente, prefieren vivir la vida con intensidad antes de comprometerse con un hogar. Sin embargo, cuando hacen se vuelven los padres más amorosos y protectores que hay. La vida en familia les parece una nueva aventura, la más grande de todas, y se entregan a ella con toda su capacidad y con todo su corazón. Esta misma idea hace que sean amantes fieles y que puedan permanecer toda la vida junto a una sola persona.

En lo que refiere al aspecto laboral, los nativos de Virgo son dispersos y poco productivos si se les acorrala con demandas. Lo mejor es dejarles espacios de libertad para que se desarrollen y crezcan a su aire, sin presiones. Sólo así sacarán provecho de su mayor baza: su capacidad para conectar con la gente y sacar lo mejor de ellas. Son grandes jefes de Recursos Humanos, sicólogos y entrenadores. Su gran capacidad de persuasión les hace, también, grandes publicistas.

Los hombres Virgo son un diamante en bruto toda su vida, pero a ellos y sólo a ellos les corresponde pulirse y evolucionar. La mayoría rehúye está responsabilidad, pero es necesario que comprendan la importancia del compromiso que tiene hacia sí mismos y para con el mundo.

Tarot y aplicaciones

Los signos zodiacales

Recibe tu Horóscopo en:
Suscríbete gratis aquí
Recibirás las novedades y los horóscopos totalmente grátis en tu e-mail
Tus comentarios
Envía tus comentarios y sugerencias.